A los 79 años muere Vangelis compositor de la banda sonora de “1492: conquistó of Paradise”

Escrito el 20/05/2022


Vangelis, el compositor griego cuyo emocionante tema musical electrónico para la película Carros de fuego -ganadora de un Oscar- fue una de las partituras más conocidas de los años 80 y conquistó a una generación completa, falleció a los 79 años, informó este jueves la Athens News Agency.

Citando un comunicado de la oficina de sus abogados, ANA dijo que Vangelis murió a última hora del martes, sin dar más detalles sobre la causa del deceso. Según The Guardian, estaba internado en un hospital de Francia, donde seguía tratamiento por Covid-19.



Nacido con el nombre de Evángelos Odysséas Papathanassíou, fue un destacado músico que compuso música incidental para filmes clásicos como Blade Runner (1982) o 1492: La conquista del paraíso (1992), esta última protagonizada por Gerard Depardieu. Además, trabajó en música para ballet R. B. Sque (1983), Frankenstein: Modern Prometheus (1985) y The Beauty and the Beast (1986). Esto hizo que fuera una verdadera celebridad en Grecia, como una de las figuras prominentes de la cultura en el siglo XX, junto con nombres como Mikis Theodorakis o Nana Mouskouri.



Además, desarrolló una carrera paralela en las artes visuales, como pintor, y la Unión Astronómica Internacional le dio su nombre a un asteroide: el (6354) Vangelis.

https://youtu.be/7ufkMTshjz8


A principios de la década de 1980, Vangelis formó una sociedad musical con Jon Anderson, líder de la banda de rock progresivo Yes, y los dos lanzaron varios álbumes juntos bajo el nombre de Jon & Vangelis. Trabajos imborrables que destacaron entre lo más reluciente que hizo en una carrera llena de hitos.

En ese sentido, su huella cubrió un arco que va desde el rock progresivo y la new age hasta el ambient, la electrónica, el jazz, trazos de krautrock y la música incidental.

Pero también con vocación masiva y radial: el mismo sencillo de Carros de fuego encabezó el Billboard Hot 100 de EE. UU. y se utilizó como música de fondo para la ceremonia de premiación de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Su alegoría de una carrera en pleno desarrollo sigue presente hasta hoy.

Fuente: La Tercera